Qué es PROYEN?

Con Todos, Entre Todos y PARA Todos.

"Compartir nos hace sentir que nadie es tan rico como para no tener necesidades ni nadie es tan pobre como para no poder dar nada"

PROYEN nació a principios del año 2000 cuando un grupo de amigos decidimos dejar de pensar que las soluciones las tenían que aportar otros y nos propusimos aunar esfuerzos para ayudar a personas con necesidades básicas. Comenzamos por plantearnos un objetivo concreto y realizable: obtener fondos para colaborar con la construcción de un aula en el centro misional Nuestra Sra. Del Encuentro, en Gral. Pacheco, Provincia de Buenos Aires, para dar cursos de computación a desempleados; lo bautizamos Proyecto Encuentro y, luego simplemente PROYEN.

Al difundir este objetivo solidario, se fueron sumando aportantes a través del débito automático de tarjeta de crédito, donaciones aisladas personales y de empresas comprometidas con su función social, lo que permitió ampliar la ayuda a más comunidades.

Conscientes de nuestras limitaciones geográficas y laborales, consideramos que nuestra misión sería más útil apoyando a emprendimientos solidarios en funcionamiento. Así, con los aportes de PROYEN, por ejemplo los comedores comunitarios podrían alimentar a más gente y los centros educativos contratar maestras para incluir mas alumnos, mejorar su infraestructura, etc...

Con el mismo objetivo de buscar una mayor eficiencia en la asignación de nuestros recursos, nos complementamos con otras entidades benéficas -entre otros Asociación Civil Dignidad, Cáritas, centros comunitarios, fundaciones-, potenciando entre todos una mejor asistencia solidaria.

El compromiso con quienes reciben aportes de PROYEN son por períodos de 6 meses, pudiendo renovarse dependiendo de los recursos, objetivos y otras necesidades.

Asimismo, por razones de transparencia, organización y confianza, trimestralmente elaboramos un informe detallando el destino de los aportes, que es enviado a los donantes.

Sabemos que hay mucho más para hacer y queremos SUMAR aportes para MULTIPLICAR la ayuda, para lo que necesitamos a todos los que puedan colaborar.

"Pedí fuerza… y Dios me dio dificultades para hacerme fuerte.
Pedí sabiduría… y Dios me dio problemas para resolver.
Pedí prosperidad… y Dios me dio cerebro y músculos para trabajar.
Pedí valor… y Dios me dio obstáculos para superar.
Pedí amor… y Dios me dio personas con problemas a las cuales ayudar.
Pedi favores… y Dios me dio oportunidades.

Yo no recibí nada de lo que pedí,
pero he recibido todo lo que necesitaba".

©2004 | Derechos Reservados | By Sail Group